¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador y sigue navegando por nuestra web, entendemos que acepta su uso.

Uso eficiente del aire acondicionado para ahorrar en la factura de la luz

Continuando con el tema sobre el que hablábamos hace unos días relativo al calor y al mantenimiento de los equipos de aire acondicionado hoy vamos a centrarnos en cómo podemos controlar el gasto de energía con un uso eficiente de nuestros aparatos.

SAT Madrid. Reparación electrodomésticos. Ahorra con un uso eficiente del aire acondicionado

Para no ver nuestros bolsillos asaltados por la factura eléctrica y sin renunciar al bienestar que nos proporciona el aire acondicionado en nuestro hogar, debemos adecuar algunos de nuestros hábitos y, por supuesto, elegir el aparato más adecuado a nuestro caso.

Elegir el equipo de aire acondicionado

Ni el más grande, ni el más potente, ni el más caro, ni el más barato….
Sin entrar en aspectos relacionados con las condiciones de instalación, presión sonora, etc. y centrándonos en lo relativo a eficiencia energética, deberemos optar siempre por aparatos con etiqueta energética A (mejor A+++ que A). De hecho, como media, el equipo de aire acondicionado menos eficiente del mercado consumirá, aproximadamente, el doble con respecto al más eficiente.
Evidentemente, adaptaremos la potencia del equipo a los metros cuadrados de la estancia en la que lo vayamos a colocar. En general, calcularemos entre 100 y 140 frigorías por m2 dependiendo de cómo esté tu casa protegida del frio y del calor, orientación, etc.

Limpieza de los splits y del motor externo

Como ya comentamos en nuestro anterior artículo sobre el Mantenimiento de los equipos de aire acondicionado domésticos , una adecuada limpieza de nuestros aparatos no sólo nos librará de averías y reparaciones sino que también evitará una baja eficiencia, disminución de la potencia térmica y, en algunos casos, bloqueo del equipo.

Control de la temperatura

Habitualmente se comete el error que programar el aparato de aire acondicionado a una temperatura más baja de la deseada pensando que así se enfriará más rápidamente la estancia. Hay que tener en cuenta que el equipo trabaja a su máximo rendimiento hasta alcanzar la temperatura deseada. Con lo que bajando el termostato, la única rapidez que conseguimos es en el incremento de la factura de la luz: según el IDEA (Instituto para la diversificación y ahorro de la energía) cada grado de menos en el termostato implica un consumo de energía adicional del 8%.

El Ministerio de Industria aconseja que la temperatura en el interior de los hogares, en verano, se sitúe alrededor de los 24 grados. El IDEA recomienda poner el termostato a 26 grados ya que considera que el cuerpo debe adaptarse a la temperatura del verano y que, además, usamos menos ropa y más ligera.

Ubicación del aparato de aire acondicionado

Para que el termostato refleje correctamente la temperatura hay que colocarlo lejos de corrientes de aire (puertas, por ejemplo) y de fuentes de calor (lámparas, televisión, etc.)
También es recomendable que los motores externos estén lo menos posible expuestos a la radiación solar directa y que dispongan de espacio suficiente a su alrededor para que circule el aire.

Otros consejos que nos pueden ayudar en el ahorro de luz

  • Mantener cerradas puertas y ventanas mientras los equipos de aire acondicionado están funcionando.
  • No realizar grandes cambios en el termostato. Los picos por grandes subidas o bajadas multiplican el gasto eléctrico.
  • Revisar el aislamiento térmico de tu hogar para evitar pérdidas de calor y filtraciones en invierno, así como el recalentamiento y entrada de aire caliente en verano.
  • Evitar dejar el aire acondicionado puesto toda la noche. Además del incremento en el consumo eléctrico, es perjudicial para tu salud.
  • Ventilar la vivienda en las horas más frescas (por la noche y a primera hora de la mañana) y cerrar ventanas, persianas y cortinas en las horas más calurosas.
  • Hacer uso de toldos y persianas para paliar el efecto del sol directo.
  • Alternar el uso del aire acondicionado con ventiladores portátiles y de techo.

 

Con estos consejos puedes llegar a ahorrar un 30% en tu factura electríca. Y si estás pensando en poner en tu vivienda un equipo de aire acondicionado, contacta con SAT Madrid, Servicio Técnico Electrodomésticos y te aconsejaremos sobre las opciones más adecuadas y eficientes para tu caso. 

 

Te recordamos que con el servicio de reparación de electrodomésticos de SAT Madrid:

  • Realizamos las reparaciones en tu domicilio. Y los desplazamientos son gratuitos.
  • Disponemos de unidades para todas las zonas de Madrid capital y periferia.
  • Aseguramos la asistencia técnica en el mismo día del aviso.
  • Utilizamos piezas nuevas y originales en todas nuestras reparaciones ofreciendo una garantía, por escrito, de 2 años.

 

Te invitamos a que nos sigas en las redes sociales (Facebook, Google+ ) donde, periódicamente, subiremos post relacionados con el mantenimiento de los electrodomésticos. Un mantenimiento adecuado de tus aparatos puede prevenir muchas averías.

 

SAT Madrid, Reparación de electrodomésticos en Móstoles. Cómo ahorrar en aire acondicionado