Consejos para una correcta limpieza del frigorífico

Si hay un electrodoméstico que requiere una correcta limpieza periódica, ese es sin duda el frigorífico y ya no solo para eliminar malos olores y minimizar los riesgos de avería y mal funcionamiento, sino para evitar posibles intoxicaciones alimentarias.

SAT Madrid. Reparación electrodomésticos. Cómo limpiar correctamente el frigorífico

 

Con una buena limpieza a fondo de la nevera, más o menos cada 3 meses, evitamos malos olores, posibles intoxicaciones alimentarias y conseguirnos consumir menos energía y alargar la vida útil de nuestro electrodoméstico.

Pasos para una correcta limpieza del frigorífico.

 

1. Apagar la nevera

Y, si es posible, desenchufarla de la toma de corriente. Además de ser una buena medida de seguridad evitar un consumo innecesario de energía al tener la puerta abierta mientras la limpias.
No te olvides de colocar una toalla vieja o trapos en el suelo para recoger los restos de agua se puedan originarse bien por descongelación del aparato bien por el propio proceso de limpieza.

 

2. Vacía el frigorífico

Elige el momento en el que tengas menos alimentos en tu nevera. Intenta conservar los alimentos en un lugar adecuado, por ejemplo, en una nevera portátil con bloques de frio.
Aprovecha la ocasión para revisar la caducidad de botes, salsas, etc y tirar a la basura todo lo caducado, lo que esté en mal estado o lo que ya no uses.

 

3. Saca baldas y estanterías y límpialos

Bueno, y los cajones y, en general, todos las piezas que sean extraíbles. Para lavarlos, puedes utilizar agua templada con lavavajillas. O agua con vinagre.
Un buen limpiador también puede ser el bicarbonato sódico. Para ello, mezcla dos cucharadas de bicarbonato por cada litro de agua templada y unas gotas de limón. El bicarbonato de sodio es una estupenda opción ya que desincrusta la suciedad, elimina los gérmenes y bacterias y neutraliza los malos olores

Aclara bien todas las piezas con una bayeta enjuagada y déjalas secar. 

Si tu nevera tiene placas de hielo o mucha escarcha, antes de quitar las baldas, coloca un recipiente con agua caliente en el interior y cierra la puerta. Espera unos minutos para que el vapor ablande la escarcha y sea más fácil desprenderlas.

 

4. Lava las juntas de las puertas

Con una bayeta utiliza cualquiera de las mezclas anteriores (la de vinagre o la de bicarbonato) para limpiar las juntas de las puertas. Si la junta tiene manchas de moho puedes usar un poco de lejía diluida en agua. Un cepillo de dientes viejo te permitirá llegar a todos los pequeños rincones.

 

5. Limpia el interior y el exterior del frigorífico

Puedes meter la mezcla de agua y vinagre o bicarbonato en un pulverizador para limpiar más fácilmente las paredes de la nevera. Aclara bien con una bayeta y sécalas después.

 

6. Vacía la bandeja de drenaje

La bandeja de drenaje (normalmente situada en la parte inferior de la nevera) sirve para acumular los líquidos que se van desprendiendo del aparato. Consulta el manual del fabricante para ver como extraer correctamente la bandeja de drenaje. Una vez extraída, desinféctala con agua y lejía. (Te recomendamos el uso de guantes).

 

7. Limpia la parte trasera del frigorífico

Esta tarea es algo más complicada en neveras encastradas. Si es posible sacarla, retira el polvo que se haya acumulado en las bobinas con mucho cuidado para no dañar el resto de componentes. Puedes utilizar un aspirador y ayudarte del cepillo de dientes viejo para acceder a las zonas de difícil acceso.
La limpieza periódica de la parte trasera del aparato es una buena medida para evitar mal funcionamientos que requieran una reparación del electrodoméstico.

 

8. Monta todas las piezas

Una vez limpias y secas, vuelve a montar las baldas, cajones, etc. Coloca en su interior los alimentos y enchufa la nevera.

Y, si quieres evitar malos olores, puedes colocar en tu frigorífico un ambientador casero: un limón partido por la mitad con clavos (especia) pinchados. Otra opción es colocar un pequeño recipiente con bicarbonato.

 

Y recuerda que si tu frigorífico no funciona correctamente: no enfría o enfría demasiado, no cierra bien, hace demasiado ruido, huele mal, etc... contacta con SAT Madrid, Servicio Técnico Electrodomésticos. Te aseguramos un servicio eficaz, de calidad y garantizado

 

Te recordamos que con el servicio de reparación de electrodomésticos de SAT Madrid:

  • Realizamos las reparaciones en tu domicilio. Y los desplazamientos son gratuitos.
  • Disponemos de unidades para todas las zonas de Madrid capital y periferia.
  • Aseguramos la asistencia técnica en el mismo día del aviso.
  • Utilizamos piezas nuevas y originales en todas nuestras reparaciones ofreciendo una garantía, por escrito, de 2 años.

 

Te invitamos a que nos sigas en las redes sociales (Facebook, Google+ ) donde, periódicamente, subiremos post relacionados con el mantenimiento de los electrodomésticos. Un mantenimiento adecuado de tus aparatos puede prevenir muchas averías.

 

SAT Madrid, Reparación de electrodomésticos en Mostoles. Cómo limpiar correctamente el frigorífico.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador y sigue navegando por nuestra web, entendemos que acepta su uso.